Disponibilitad

_check_in
_check_out
Noches
Habitación
¿Cuántos son?

Palazzo Morrocchisede de los Macchiaioli Hotel

Palazzo Morrocchisede  de los Macchiaioli Hotel

La importancia arquitectónica del Palacio Morrocchi, situado en el centro de una de las más prestigiosas calles de la ciudad, Vía Cavour, antes Vía Larga, eje que lleva desde Plaza del Duomo directamente a las avenidas, está flanqueada por lo histórico, por haber sido durante más de veinte años desde 1848 la sede de la importante vanguardia Florentina y Toscana llamada "I Macchiaioli".

El famoso nombre Macchiaioli, evocaba la "mancha" la técnica pictórica innovadora, basada en pintar del vivo con grandes manchas de color puro.

El movimiento, que nació, discutió, concibió sus ideas revolucionarias y murió en el Café Miguel Ángel en Palacio Morrocchi, gira en torno a importantes figuras de la cultura italiana, orgullo de la Toscana y del mundo, tales como Giovanni Fattori, Telémaco Signorini, Silvestro Lega, Rafael Sernesi, José Abbati, Odoardo Borrani, Vito d'Ancona, Serafino de Tívoli, Adriano Cecioni y Cristiano Banti, sólo por mencionar algunos personajes que concurrían a la sala interna, reservada a los artistas y amigos (como se representa en los dibujos y caricaturas al acuarela de Adriano Cecioni).

En la historia del café Miguel Ángel se resume toda la historia del arte Toscana y se repercute gran parte de la historia italiana.

La inscripción escrita por el artista Ardengo Soffici, que todavía se ve en la fachada del edificio, recuerda la historia, la irrepetible atmósfera, los personajes que dieron fama a este gran café artístico e histórico de Florencia, el mensaje cultural y civil que de allí salió: "En este edificio – se lee – tuvo lugar la sede del Café Miguel Ángel, genial posada de un grupo de artistas libres, que el temperamento florentino llamó "I Macchiaioli" y cuyas obras creadas entre las luchas políticas y el heroísmo bélico del Resurgimiento Nacional, perpetraron el resplandor de la tradición pictórica italiana, renovando el espíritu."

Asiduo concurrente del café de Miguel Ángel, junto a los pintores "Macchiaioli", fue el pintor académico Annibale Gatti (nacido en Forli en 1827), muy respetado y apreciado por sus contemporáneos.

Constantino Morrocchi, propietario del Palacio, lo eligió para decorar su apartamento señorial ubicado encima del café. Annibale, dio así lugar a una de sus creaciones más interesantes, decorando el amplio techo de madera de la gran sala principal, que da a la actual Vía Cavour.

Allí pintó muchas escenas significativas basadas en las óperas y en las pinturas alegóricas, con un estilo suspenso entre el romanticismo y el realismo, con una impresionable gama tonal. La facilidad de ejecución que se traduce en los estucos de yeso y en las pinturas, es la frescura del esbozo y la luminosidad; que son el elemento de unión de las composiciones. El uso medido de los grises es reavivado por improvisos tonos de turquesa y rosa, con resplandor y transparencia.

El edificio, recientemente restaurado, conserva en el interior las decoraciones intactas, las cuales ofrecen su esplendor original.